Prevención y control de Fiebre Aftosa en vehículos

Publicado por Jose María Nieto Romero
Categoría:

La fiebre aftosa es una enfermedad vírica altamente contagiosa de los animales biungulados cuyas repercusiones económicas son considerables; afecta a los bovinos y suidos así como a ovinos y caprinos. En la fauna silvestre, los ciervos y antílopes son sensibles a esta enfermedad, y algunas especies como el búfalo africano actúan como portadores del virus sin mostrar síntomas clínicos. En una población sensible y no vacunada, el índice de morbilidad (o sea, el número de animales que contrae la enfermedad) puede alcanzar el 100%. La enfermedad es rara vez fatal en los adultos, pero la mortalidad puede ser alta en los animales jóvenes.

 

¿Dónde existe la enfermedad?

La fiebre aftosa es endémica en varias partes de Asia y en gran parte de África y Oriente Medio. En Sudamérica, la mayoría de los países han aplicado la zonificación y son reconocidos libres de fiebre aftosa con o sin vacunación, y la enfermedad sigue siendo endémica solamente en unos pocos países o regiones dentro de ciertos países.

Australia, Nueva Zelanda e Indonesia, Centroamérica y Norteamérica y Europa Occidental están actualmente libres de fiebre aftosa. Sin embargo, la enfermedad puede ocurrir esporádicamente en áreas típicamente libres. Entre los Países y Territorios Miembros de la OIE, 65 son reconocidos libres de fiebre aftosa sin vacunación y 1 es reconocido libre con aplicación de la vacunación. En varios otros países, se reconocen zonas libres con o sin aplicación de la vacunación. Actualmente hay más de 100 países quienes no son considerados como libres.

¿Cómo se transmite y propaga la fiebre aftosa?
El virus de la fiebre aftosa está presente en todas las excreciones y secreciones del animal infectado, y puede propagarse fácil y rápidamente por cualquiera de los siguientes medios:

– introducción en un rebaño de nuevos animales portadores del virus (saliva, leche, semen, etc.).
– uso de corrales, edifi cios o vehículos contaminados para la estabulación y transporte de animales sensibles.
– uso de materiales contaminados, tales como la paja, piensos, agua, leche o productos biológicos.
– porte de prendas o calzado contaminados, o uso de equipos contaminados.
– alimentación de animales sensibles con productos animales, crudos o de cocción insuficiente, infectados con el virus.
– diseminación del virus por aerosol, las partículas en suspensión son transportadas desde la explotación infectada por las corrientes de aire.
– liberación accidental del virus de un laboratorio.
– uso de vacunas que contienen el virus activo debido a errores de producción.

 

 

Fuente: ¿Qué es la fiebre aftosa? Preguntas y respuestas

Deja un comentario